Proceso

La mediación es un proceso sometido a una estructura:

1. Contrato

Al comienzo, las partes decidirán si la mediación les parece un procedimiento adecuado. Después, un contrato recogerá las bases de su colaboración.

2. Situación inicial

Cada parte tendrá la oportunidad de explicar detalladamente su punto de vista. El mediador redactará una lista de todos los asuntos que, según las partes, se tendrán que resolver.

3. Identificación de intereses

Bajo la dirección del mediador, las partes elaborarán alternativas para solucionar cada uno de los puntos generadores del conflicto, de acuerdo con los intereses de cada parte.

4. Opciones de solución

Sobre esta base, las partes buscarán soluciones que les parecen justas y adecuadas.

5. Acuerdo de mediación

Las soluciones serán redactadas y firmadas por las partes implicadas. Este Acuerdo firmado es jurídicamente vinculante.